Home > Posições da China
Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida el 20 de Septiembre de 2022 por Wang Wenbin, Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores
2022-09-20 23:08

CCTV: Según informes de prensa, el 19 de septiembre, hora local, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, llevó a cabo discusiones e intercambios con miembros representantes del Comité Nacional de Relaciones entre Estados Unidos y China (NCUSCR, por sus siglas en inglés), el Consejo Empresarial Estados Unidos-China (USCBC, por sus siglas en inglés) y la Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCC, por sus siglas en inglés), y se reunió con el ex secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, en Nueva York. ¿Puedes compartir con nosotros más información al respecto?

Wang Wenbin: El 19 de septiembre, hora local, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, llevó a cabo discusiones e intercambios con miembros representantes del NCUSCR, el USCBC y la USCC. 

Wang Yi señaló que este año marca el 50.º aniversario tanto de la visita del presidente Richard Nixon a China como de la publicación del Comunicado de Shanghái. En respuesta a las cada vez menos certezas y las crecientes incertidumbres en las perspectivas de las relaciones entre China y Estados Unidos, Wang Yi expuso cinco “certezas” sobre China:

En primer lugar, China tiene perspectivas ciertas en lo que respecta a su propio desarrollo. El próximo XX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh) planificará y formulará un plan maestro y metas para el desarrollo de China en la siguiente etapa. La modernización de China y la marcha de más de 1.400 millones de personas hacia la prosperidad común brindarán a los países de todo el mundo, incluido Estados Unidos, más oportunidades de mercado y desarrollo.

En segundo lugar, China posee una determinación cierta en cuanto a la reforma y apertura. China continuará profundizando su reforma, ampliará su apertura, establecerá un nuevo sistema con una apertura de nivel más alto, construirá una economía mundial abierta y seguirá promoviendo la globalización económica.

En tercer lugar, China tiene una política cierta hacia Estados Unidos. El presidente Xi Jinping ha presentado los tres principios de respeto recíproco, coexistencia pacífica y cooperación en pos de ganancias compartidas entre China y Estados Unidos, y el presidente Joe Biden, ha enfatizado en múltiples ocasiones el compromiso de “cinco-noes” (a saber, no buscar una “nueva Guerra Fría” con China; no pretender cambiar el sistema de China; la revitalización de sus alianzas no es contra China; no apoyar la “independencia de Taiwán”; no buscar un conflicto con China). La clave es que Estados Unidos vuelva lo antes posible a una política racional y pragmática hacia China.

En cuarto lugar, China tiene una actitud cierta de continuar reforzando la cooperación económica y comercial entre los dos países. China recibe con agrado el desarrollo de las empresas estadounidenses en China y seguirá proporcionando un clima de negocios orientado al mercado, internacionalizado y regido por las leyes. La cooperación económica y comercial entre China y Estados Unidos debería hacer más sumas en lugar de restas, unir las manos en vez de soltarse las manos, y derribar muros en lugar de erigir muros. En lo referente a las respectivas preocupaciones, las dos partes deberían sostener diálogos en lugar de confrontarse, y realizar consultas en vez de coacciones.

En quinto lugar, China tiene una voluntad cierta de llevar a cabo una coordinación multilateral con Estados Unidos. La historia ha demostrado y seguirá demostrando que, mediante la cooperación, China y Estados Unidos pueden llevar a cabo muchas cosas importantes beneficiosas para ambos países y el mundo. Con este fin, es imperativo defender bien la base política de las relaciones bilaterales y, en particular, acatar seriamente el principio de una sola China.

Wang Yi subrayó que las relaciones entre China y Estados Unidos atañen al futuro y el destino de ambos países, así como a la paz y la estabilidad mundiales. A ambas partes les incumbe realizar esfuerzos conjuntos para encontrar una forma de coexistencia pacífica entre dos grandes países con diferentes sistemas sociales, historias y culturas.

Durante su encuentro con el ex secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, Wang Yi dijo que este año se cumple el 50.º aniversario tanto de la visita del presidente Richard Nixon a China como de la emisión del Comunicado de Shanghái. China y Estados Unidos deberían resumir seria y adecuadamente las experiencias provechosas en los 50 años de intercambios. La política de China hacia Estados Unidos ha mantenido su continuidad y estabilidad. Estados Unidos, debido a su equivocada percepción de China, ha insistido en considerar a China como su principal rival y un desafío a largo plazo. Algunas personas incluso han descrito historias de éxito sobre los intercambios entre China y Estados Unidos como narrativas de fracaso. Al hacerlo, esas personas no respetan ni la historia ni a sí mismas. La parte estadounidense debería volver a una política racional y pragmática hacia China, regresar al camino correcto de los tres comunicados conjuntos entre China y Estados Unidos y salvaguardar de forma adecuada la base política de las relaciones chino-estadounidenses.

Wang Yi enfatizó que la prioridad actual es gestionar y controlar adecuadamente la cuestión de Taiwán. De lo contrario, se dejará un impacto disruptivo en las relaciones entre China y Estados Unidos. Tal y como reza un antiguo dicho chino, “es mejor perder mil soldados que perder una pulgada de tierra”. Estas palabras encarnan la voluntad y la determinación del pueblo chino. Si se viola la Ley Antisecesión, China sin duda tomará medidas resueltas de conformidad con la ley para salvaguardar la soberanía y la integridad territorial del país. Para mantener la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán, la parte estadounidense debería volver con seriedad al verdadero significado del principio de una sola China y oponerse y frenar inequívocamente la “independencia de Taiwán”.

Los representantes estadounidenses dijeron que, siendo China y Estados Unidos las dos economías más grandes del mundo que son interdependientes, si los dos países pueden gestionar adecuadamente las relaciones bilaterales, reducir los obstáculos y los factores negativos y abordar en común los desafíos del cambio climático, la salud pública y la seguridad alimentaria y energética, se aportarán más beneficios a los pueblos de los dos países y del mundo. Las dos partes deberían apegarse al espíritu de cooperación, trabajar en la dirección correcta, continuar llevando a cabo diálogos constructivos, a múltiples niveles y fructíferos, convertir pequeños pasos en grandes éxitos, mejorar la confianza mutua y contribuir a la paz, la estabilidad y la prosperidad mundiales.

Hubei Media Group: Según tenemos entendido, el 21 de septiembre, el Instituto de Estudios Internacionales de China (CIIS, por sus siglas en inglés) celebrará en Beijing, tanto en línea como de forma presencial, el segundo Foro de Seguridad de Medio Oriente. ¿Puedes compartir con nosotros más información sobre esto?

Wang Wenbin: En la actualidad, el mundo ha entrado en un nuevo período de turbulencias y transformaciones, y Medio Oriente se enfrenta a nuevos desafíos de seguridad. China concede gran importancia a la paz y la seguridad en Medio Oriente. En 2018, en la ceremonia de apertura de la octava reunión ministerial del Foro de Cooperación China-Estados Árabes (CASCF, por sus siglas en inglés), el presidente Xi Jinping propuso forjar un esquema de seguridad común, integral, cooperativo y sostenible para Medio Oriente. En el último más de un año, la parte china ha formulado sucesivamente cinco iniciativas para la seguridad y la estabilidad en Medio Oriente, cuatro propuestas para la resolución política de la cuestión de Siria y tres enfoques para la implementación de la “solución de dos Estados” para la cuestión de Palestina, proporcionando soluciones de China y contribuyendo la sabiduría de China al fomento de la paz en Medio Oriente. En abril de este año, el presidente Xi Jinping presentó la Iniciativa para la Seguridad Global (ISG), señalando claramente la dirección y el camino a seguir para promover la paz y la estabilidad en Medio Oriente.

En noviembre de 2019, el CIIS celebró con éxito el primer Foro de Seguridad de Medio Oriente en Beijing, en el cual funcionarios, expertos y académicos de China y los países pertinentes llevaron a cabo diálogos e intercambios fructíferos. China organizará el segundo primer Foro de Seguridad de Medio Oriente con el propósito de poner en práctica el importante espíritu de las observaciones del presidente Xi Jinping y trabajar con los países de la región para implementar la ISG, promover la construcción de un nuevo esquema de seguridad para Medio Oriente y lograr la seguridad común regional. La reunión, que se llevará a cabo tanto en línea como de forma presencial, consiste en dos subforos sobre la cuestión palestina y la situación de seguridad en la región del Golfo, respectivamente. El consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, pronunciará un discurso por video en la ceremonia inaugural, el viceministro de Relaciones Exteriores, Deng Li, pronunciará un discurso principal, y los importantes invitados participantes también pronunciarán discursos. Más de 70 participantes, incluidos funcionarios diplomáticos y de seguridad y académicos de países de Medio Oriente y fuera de la región, representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Ministerio de Defensa de China, entre otras unidades, algunos ex enviados diplomáticos chinos y expertos de laboratorios de ideas, llevarán a cabo discusiones en torno a temas como la cuestión palestina y la seguridad en la región del Golfo.

Esperamos que este foro brinde una oportunidad y una plataforma para que todas las partes exploren nuevas ideas y nuevos caminos en la gobernanza de la seguridad en Medio Oriente.

Diario del Pueblo: Hemos tomado nota de que China celebró el Foro Internacional sobre Cadenas Industriales y de Suministro Resistentes y Estables en Hangzhou, provincia de Zhejiang. ¿Puedes informarnos brevemente sobre la situación pertinente?

Wang Wenbin: Con el objetivo de implementar la importante iniciativa presentada por el presidente Xi Jinping en la Cumbre de Líderes del Grupo de los Veinte (G20) de 2021, China celebró el Foro Internacional sobre Cadenas Industriales y de Suministro Resistentes y Estables del 19 al 20 de septiembre de este año, tanto en línea como de forma presencial.

El presidente Xi Jinping envió una carta de felicitación al foro, en la que enfatizó que mantener la resiliencia y la estabilidad de las cadenas industriales y de suministro globales es una garantía vital para promover el desarrollo de la economía mundial y está en consonancia con los intereses comunes de los pueblos de todos los países del mundo. China defiende inquebrantablemente los atributos de las cadenas industriales y de suministro como bienes públicos y está dispuesta a trabajar con el resto del mundo para construir conjuntamente un sistema de cadenas industriales y de suministro que sea seguro, estable, fluido, eficiente, abierto, inclusivo y de beneficio mutuo y ganancia compartida, así como para contribuir a promover la circulación económica global, hacer crecer la economía mundial y mejorar el bienestar de la humanidad. El vice primer ministro Liu He asistió al evento y leyó la carta de felicitación.

Líderes estatales y funcionarios ministeriales de 15 países, incluidos el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y el presidente de Serbia, Aleksandar Vučić, asistieron al foro a través de un enlace de video, y enviados diplomáticos en China de 29 países y representantes de cuatro organizaciones internacionales y muchas empresas transnacionales asistieron al evento de manera presencial. Los participantes realizaron diálogos e intercambios sobre cómo fortalecer la cooperación industrial global, mantener fluida la logística internacional y contribuir a la recuperación económica global, entre otros temas.

Durante el foro, China, junto con Indonesia, país que ocupa la presidencia del G20, Chile, Cuba, Pakistán y Serbia, lanzaron conjuntamente la Iniciativa de Cooperación Internacional sobre Cadenas Industriales y de Suministro Resistentes y Estables, y pidieron a todos los países trabajar de forma mancomunada para forjar una asociación más igualitaria, inclusiva y constructiva para las cadenas industriales y de suministro, con vistas a construir conjuntamente un mundo hermoso y próspero.

China Daily: Hace unos días, la Oficina Nacional de Estadísticas de China publicó una serie de informes sobre los logros de desarrollo económico y social de China desde el XVIII Congreso Nacional del PCCh. Según los datos, de 2013 a 2021, el producto interno bruto (PIB) de China creció a una tasa anual promedio de 6,6%, superior a la tasa de crecimiento promedio de 2,6% para la economía mundial y la tasa de crecimiento promedio de 3,7% para las economías en desarrollo durante el mismo periodo. ¿Tienes algún comentario sobre esto?

Wang Wenbin: He tomado nota de los informes pertinentes. Los informes indican que, en 2021, el volumen económico de China representó el 18,5 % de la economía mundial, 7,2 puntos porcentuales más que en 2012. Durante los últimos casi diez años, la contribución promedio de China al crecimiento económico mundial superó el 30%, ocupando el primer lugar en el mundo. Esto demuestra plenamente que China es un estabilizador y una fuente de energía para el crecimiento económico mundial.

En los últimos años, la globalización se ha enfrentado a vientos en contra, el unilateralismo y el proteccionismo han ido en aumento, y la economía mundial está deprimida. Frente a las dificultades y los desafíos, China está convencida de que la apertura y la cooperación constituyen una tendencia predominante histórica, y que el beneficio mutuo y la ganancia compartida cuentan con el apoyo de la gente. Hemos persistido en implementar una apertura al exterior en esferas más grandes, áreas más amplias y niveles más elevados, nos hemos dedicado a impulsar la liberalización y la facilitación del comercio y las inversiones, y hemos realizado esfuerzos constantes para forjar un clima de negocios orientado al mercado, regido por las leyes e internacionalizado, a fin de convertir el mercado chino en un mercado mundial, compartido y accesible a todos e inyectar más ímpetu y estabilidad a la recuperación económica mundial.

En el futuro, la puerta de la apertura de China no solo no se cerrará, sino que se abrirá cada vez más. China tiene la voluntad de trabajar con el resto del mundo para apegarse al espíritu de apertura, inclusión, beneficio mutuo y ganancia compartida, expandir la cooperación práctica en diversos ámbitos y permitir que todo el mundo comparta en mejor medida las oportunidades brindadas por el desarrollo de China.

CCTV: Hace unos días, el periodista estadounidense de investigación independiente Ben Norton señaló citando datos publicados por el Servicio de Investigación del Congreso (CRS, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos que este país lanzó 469 intervenciones militares en el extranjero desde 1798 hasta 2022. Durante solo más de 30 años desde el fin de la Guerra Fría, Estados Unidos ha llevado a cabo 251 intervenciones militares, superando con creces la suma de las intervenciones militares realizadas durante los 190 años anteriores a la finalización de la Guerra Fría. ¿Cuál es el comentario de la parte china al respecto?

Wang Wenbin: Hemos notado los informes periodísticos sobre esto. La parte estadounidense ha afirmado repetidamente que respeta y defiende el “orden internacional basado en reglas”. Sin embargo, estos datos publicados por el Congreso de Estados Unidos han reflejado plenamente la naturaleza belicosa y hegemónica de las “reglas de Estados Unidos”.

A lo largo de los más de 240 años transcurridos desde la fundación del país, Estados Unidos ha estado sin librar una guerra durante solo 16 años. Con el fin de la Guerra Fría, el mundo exterior preveía que Estados Unidos reduciría sus operaciones militares en el extranjero, pero lo que ha sucedido es todo lo contrario. Las intervenciones militares emprendidas por Estados Unidos tras la Guerra Fría son siete veces más frecuentes que antes de la Guerra Fría. Todos estos números son estimaciones conservadoras, ya que no están incluidas cosas como operaciones especiales y acciones encubiertas de Estados Unidos. El informe de Ben Norton también indica que en la lista de objetos de las intervenciones militares estadounidenses se encuentran la gran mayoría de los países del mundo, incluidos casi todos los países de América Latina y el Caribe (ALC) y la mayoría de los países del continente africano.

Lo que la parte estadounidense debería hacer no es decir palabras vacías sobre las llamadas reglas y el denominado orden, ni mucho menos atacar, criticar o difamar a otros países, sino reflexionar y corregir efectivamente sus acciones equivocadas de librar guerras por todas partes e inmiscuirse desenfrenadamente en los asuntos internos de otros países, y dejar de actuar como el mayor creador de guerras del mundo.

Suggest To A Friend:   
Print